Selina realizó su fiesta de pre apertura en Cartagena

by

Selina, ubicado cerca al Centro de Convenciones Julio César Turbay Ayala, en Calle Larga, Getsemaní, fue el escenario perfecto para llevar a cabo la fiesta de pre apertura de la primera sede en Cartagena, de la cadena de hospitalidad que está transformando la industria con sus nuevas experiencias de hospedaje.

Para la fiesta, a la cual asistieron celebridades y líderes de opinión, Selina adaptó su Playground (espacio que sirve de restaurante y área de actividades), para adaptarlo en un lugar que cautivó a los invitados al ofrecer un ambiente acogedor, lleno de música y experiencias únicas. Tras una actividad de limpieza de las playas de Tierra Bomba, que previamente se realizó ese mismo día en alianza con Back to Nature, plataforma que busca generar impactos positivos a través del cuidado de los océanos, el hotel cerró con broche con broche de oro su llegada a “La Heróica”.

Dentro de los voluntarios que participaron en dicha actividad y que asistieron a la fiesta de pre apertura de Selina Cartagena, se encontraron la actriz mexicana Michelle Manterola; la hija del cantante Ricardo Montaner, Evaluna; el cantante Camilo Echeverry, entre otros. Asimismo, la campaña fue apoyada por la presentadora y embajadora de World Wide Fund for Nature (WWF), Claudia Bahamón.

“Además de ser uno de los destinos turísticos y de negocios más importantes de Colombia y la región en general, Cartagena es una explosión de cultura, sabor y mucho color; esos son los atributos que precisamente Selina quiere reflejar a través de su red de hospitalidad. Esta apertura representa mucho para nosotros, pero, lo más importante, es ofrecer experiencias memorables a nuestros huéspedes tanto dentro como fuera del hotel”, afirmó Alejandro Salamanca, Gerente General de la locación.

La fiesta contó con la participación de las bandas Tropical Broders y The Faces, quienes se encargaron de amenizar la noche al ritmo de música local y poner a bailar los asistentes toda la velada. Por su parte, la icónica marca de licor Jägermeister fue aliada del evento.