Sabes lo que le ocurre a tu cerebro cuando montas en bicicleta?

by

Montar una bicicleta te beneficiará no sólo físicamente, también fomenta la mejora de los procesos involucrados con la memoria y el aprendizaje. Pero, ¿qué le ocurre a tu cerebro cuando andas en bici? El ejercicio en su totalidad mejora las conexiones neuronales, al mismo tiempo que tu capacidad de atención crece hasta en un 30%. Esto quiere decir que el metabolismo cerebral se ve beneficiado cuando decides tomar la bici.

Se ha comprobado que el ciclismo incrementa el tamaño del hipocampo en el cerebro; estructura relacionada con la memoria y el aprendizaje. Después de montar la bicicleta diariamente por 6 meses, los cerebros de varios participantes en un estudio de la Universidad de Illinois fueron puestos a prueba obteniendo los siguientes resultados: el hipocampo de los participantes creció un 2%, la capacidad de resolución de problemas mejoró en un 15-20% y al mismo tiempo, mejoraron su memoria.

Los mismos participantes aseguraron que se sentían más centrados y con una capacidad mayor de memorizar ciertos aspectos de su vida diaria.

Existe una mejor oxigenación en toda la corteza cerebral ya que la conexión entre el hipocampo y el giro del cíngulo; región encargada de interpretar emociones y mejorar el proceso de atención.

Se elevan los niveles de dopamina y endorfinas, ayudando a combatir la ansiedad y la depresión ya que son neurotransmisores relacionados con la felicidad.

Para aprovechar los beneficios que el ciclismo tiene en tu cerebro (especialmente en los procesos cognitivos), es recomendable que esta actividad física se realice con luz solar. Entre 7:oo y 11:oo horas, la hormona de crecimiento y la estimulante de la tiroides se activan mejor, permitiendo una mejora en la conexión cerebral. En otro estudio publicado por el Journal of Diabetes Complications descubrió que después de 12 semanas rodando, la proteína encargada de regular el estrés y el estado de ánimo de los participantes aumentó. Por lo tanto es una gran opción para aliviar la ansiedad y depresión.

Si aún no te subes a la bici, te acabamos de dar unas cuantas razones más para adoptar este estilo de vida sobre dos ruedas que te beneficia no sólo fisícamente pero mentalmente también. ¿Qué esperas para salir a rodar?

Por Alessi Valdes

(c)MoniqueRodriguez

paseo-bicicleta-felicidad