Moda agénero: mordaz e irreverente #ZOOMFASHION

by

Por: Juan Pablo Segura – @juanmodevita

En el subconsciente de las personas siempre ha existido un elemento selectivo cuando se trata de elegir alguna prenda. Básicamente hemos llegado a juzgar un artículo con argumentos vagos como por el color de la etiqueta o de la sección donde se ubique en las tiendas, sin importar su diseño, o su versatilidad para adaptarse a los distintos rasgos de los cuerpos.

Derrumbando estereotipos, una moda “atípica” se encuentra latente en las calles, pasarelas y vitrinas, nuestro diario vivir ya encontramos este fenómeno, qué, aunque parezca algo innovador… no lo es. Durante siglos, mujeres y hombres han lucido prendas análogas, lo que hace que hoy en día, una moda sin distinción de género no sea algo actual.

Para abarcar de los inicios de esta tendencia unisex, tenemos que obligarnos a mencionar a Gabrielle Chanel (Coco Chanel). Ella se atrevió a romper y desparametrizar a la estricta y delineada indumentaria femenina diseñó prendas sencillas, de líneas rectas con tejidos y patrones masculinos. Mordaz y trasgresora, esta dama de la costura impulsó la liberación de la mujer acortando faldas, creando pantalones y sastres cómodos, características que hasta ese momento eran de uso exclusivo masculino.

Desde hace décadas se inició de forma reiterada a presentar en las pasarelas de todo el mundo diseños para llamar la atención y ser noticia, vistiendo poco a poco al hombre como una mujer y viceversa. Asimismo, se desglosó un brillante concepto fundado por Rei Kawakubo a inicio de la década de los 70: “Commes des Garçons”, se empezó a hablar de moda andrógina, donde la feminidad no está definida por lo que se lleva puesto, es la esencia del ser lo que entra jugar un rol fundamental en la apariencia de las personas.

Asimismo, en la actualidad grandes diseñadores y casas de valiosa envergadura como Loewe, Hermés o Yves Saint Laurent entregan colecciones a la humanidad, fundadas en esta tendencia “agénero”. Se da completa importancia a la paleta de colores neutros, gritos de austeridad, cortes rectos, claridad y pureza de líneas, tejidos que preponderan en lo natural, y sobriedad. Añadiendo eslabones a la cadena, compañías internacionales basadas en esta tendencia como Jeremy Scott, Maharishi, Metro, Commes des Garçons o YohjiYamamoto, ya han llegado a influenciar a grandes tiendas de moda masiva.

Es importante destacar que no se trata de tachar una prenda como: asexuada o agénero, se trata de crear ropa que sirva para unos y para otros sin entrar en encasillamientos. Se acabaron los géneros, En una era en que cambiar de sexo ha destruido paradigmas, como hemos visto con la afamada Caitlyn Jenner, debemos consentir que los tiempos han cambiado y asimismo la moda se ha reinventado nuevamente. ¿por qué no intercambiarse también la ropa? Inclusive una marca como Zara, ha propuesto su “pantafalda”, combinando dos prendas para el uso indistinto de mujeres y hombres. La moda agénero no divide, tampoco discrimina sexualmente, es divertida de manejar, es diferente. Tal vez sea el momento de apostar y dar una oportunidad sin censura a la ropa asexuada ya que, en la ciencia de lo distinto… todo se vale.

423-2000022-P0N002051_BLACK_M

423-3004080-JPRBUP08_BLACK_M

Agenderpic2

Agenderpic4

Genderless-6

ronaldo