Vale más actuar exponiéndose a arrepentirse de ello, que arrepentirse de no haber hecho nada (Giovanni Boccaccio)

LANZAMIENTO DE LA MARCA ARGUMEDO Y SU NUEVA COLECCION OTOÑO-INVIERNO 2017

by

ARGUMEDO es una marca Colombiana que rescata la opulencia, la exuberancia y la ostentosidad de las piezas masculinas que se fueron perdiendo con el paso del tiempo creando siluetas cuyo alcance abarca a ambos géneros.

Siguiendo la evolución de su marca predecesora, ARGUMEDO nace como respuesta a la necesidad de volver a la suntuosidad en las prendas masculinas concebidas en el siglo XVII-XVIII con una experimentación hacia una silueta más andrógina, cortes más holgados y con gran volumen hasta el uso de telas ricas en bordados. El próximo 30 de marzo es el lanzamiento oficial de la nueva marca ARGUMEDO con un sello muy andrógino y su propuesta “ready-to-wait” en su colección otoño-invierno 2017.

Tiempo atrás, antes de que la concepción de lo delicado y lo femenino fuese considerado en la indumentaria masculina, la ropa del hombre compartía los mismos adornos y telas que el armario de la mujer. Fue a finales del siglo XVIII y comienzos del siglo XIX cuando la gran renuncia masculina – como llamó el gran teorista de moda J. Flugel – hizo una gran distinción entre géneros en el vestir otorgando al hombre un puesto más utilitario y funcional. La moda, como explicaba Anne Hollander, para entonces estaba enfocada en lograr un desequilibrio entre géneros. El abandono gradual de la individualidad, así como la concepción del modelo marcado de dos sexos, hizo que el hombre se homogeneizara en el vestir y cambiara la ornamentación por austeridad. Sin embargo en los últimos años los hombres han estado “aprendiendo” los hábitos de ropa de las mujeres y empujando la línea de lo que hoy en día consideramos femenino-masculino; un fenómeno que naturalmente años atrás no distinguía género. ARGUMEDO se une a esta corriente de “re-empoderamiento” masculino a través de prendas que evoquen ostentosidad, que sean usadas por hombres y por mujeres sin perder la sofisticación.

La colección Otoño-Invierno está basada en el personaje ARISTIDE, de la obra de Moliere “Escuela para maridos” (1661), la cual describe un par de hermanos que tenían dos ideas diferente del vestir; uno, Sganarelle, se vestía de forma funcional y tradicional y por ende quería que su esposa se vistiera de tonos grises y negros y permaneciera en casa mientras el otro, Aristide, encontraba placer en la ropa fina y elaborada la fuente del autoestima masculino que finalmente lo llevaba a disfrutar de una sana relación con su esposa. El uso predominante de telas como el paño y el jacquard junto con bordados y estampados componen la nueva colección haciendo atuendos ricos en texturas y con gran maximización o patrón sobre patrón. Las piezas comprenden la paleta de colores que van desde gama de grises como el sharksin y warm taupe, pasando por variaciones del verde – dentro de estas el color del año “greenery” – y decantando en colores pasteles como el rosa y lila. Dentro de las prendas destacadas encontramos piezas trajes con mangas extra-grandes, pantalones con volumen superior e inferior, pijamas con aberturas pronunciadas en las mangas y capas asimétricas.

ARGUMEDO lanza su concepto Ready-to-wait como un juego de antagónicos entre uno de los grandes debates de la industria de la moda: el esperar por la hechura de las prendas y el see now, buy now (ver ahora, comprar ahora). Hacer diseños impecables y con gran elaboración requiere de tiempo y esfuerzo los cuales no suplen la demanda de la nueva generación por tenerlos inmediatamente en el armario. Sin embargo producirlos a velocidades alarmantes para satisfacer la demanda millenial puede poner en peligro el diseño y sin duda la exclusividad. ARGUMEDO cree que siempre hay algo emocionante en esperar por prendas únicas y con diseños exquisitos, pero también cree que una vez que sale a la luz es innecesario prolongar el tiempo en obtenerlo. Por ende, las colecciones ARGUMEDO bajo la temática ready-to-wait no responden al consumo masivo sino a la necesidad de incorporar a la industria de la moda elementos con gran calidad y exclusividad una vez se muestren en la pasarela.

Comments are closed.