Jake Weidmann, el hombre que escribe y dibuja mejor que la máquina más avanzada

by

¿Te acuerdas de la última vez que escribiste algo a mano? ¿Te suena lo que es una pluma? Aunque la mayoría de nosotros escribimos en ordenadores, tablets y teléfonos móviles, todavía hay quien se resiste a ser superado por fuentes diseñadas por máquinas, impresiones en 3D o dibujos con Illustrator.

El estadounidense Jake Weidmann es uno de ellos: tiene el título de Master Penman, algo así como maestro de la pluma, un título que, junto a él, solo poseen 11 personas en todo el mundo. Este chico de Denver (Colorado), que no llega a la treintena, es además el más joven maestro calígrafo de los últimos 30 años.

A lo largo de su vida, Weidmann ha ido desarrollando la fusión de la caligrafía con la escultura y el dibujo a través de la pluma. Ha llegado a dominar tanto la conexión entre su cerebro, su ojo y su mano, que lo ha convertido en su profesión.

Para él, “uno de los más largos y antiguos romances” es el del ojo con la mano, que él perpetúa a través de su pluma, como explica en un reciente documental de Uproxx.

Para el director de la Asociación Internacional de Maestros Calígrafos (IAMPETH), a la que pertenece Weidmann, es importante enseñar a los niños a escribir a mano para que puedan proyectar sus ideas. “Cuando cogen el teclado, todo eso se desvanece”, explica Michael Sull.

En el siglo XIX, la de artista calígrafo era una de las profesiones más valoradas. Estos artistas ilustraban libros, diseñaban carteles publicitarios, decoraban casas o redactaban cartas.

El desarrollo tecnológico los ha dejado casi en extinción, pero Weidmann ha demostrado que cuando un talento se lleva al extremo y se cultiva con paciencia y pasión, se puede vivir de la pluma en pleno siglo XXI.

“Cuando la gente me dice que lo hago muy fácil, a menudo pienso que ellos no estuvieron hasta las 4:30 de la madrugada para lograr el trazo perfecto”, dice Weidmann.

Su disciplina espartana consiste en estudiar arte y practicar: ver patrones, nuevas fuentes, técnicas, etc… “Tienes que estudiar el mismo tiempo que practicas”, asegura.

Fuente: www.playgroundmag.net