DE LAS LÁGRIMAS DE ADELE A LAS FALLAS DE PRODUCCIÓN DE LA NOCHE MÁS IMPORTANTE DE LA MÚSICA

by

La entrega de los premios Grammy es de lejos, la noche más importante para el mundo de la música, no sólo para los artistas sino para los productores, espectadores y en general de quienes gozamos del arte musical, la noche parecía ir en perfecta sintonía con lo planeado, tributos a los artistas fallecidos, las presentaciones de The Weeknd junto a Daft Punk en su esperado regreso a escenarios luego de 3 años, Ed Sheeran haciendo una demostración de lujo de su espectacular voz y talento enorme con la guitarra, la noche transcurría perfecta hasta que Adele se puso tan nerviosa en el tributo a George Michael que olvidó la letra, pidió que la disculparan y volvió a comenzar para terminar con lágrimas al finalizar la canción, sin embargo su voz fue impecable y todos la aplaudieron por su talento y valentía al admitir el error; Este no fue el único error de la noche, la peor parte de la velada se la llevó James Hetfield, vocalista de Metallica, una de las presentaciones más esperadas, junto a Lady Gaga saltaron al escenario en un frenesí de rock pero el micrófono de James estuvo sin sonido durante dos estrofas, por lo que Gaga tuvo que compartir el suyo para salvar lo que quedaba del show.

Cabe rescatar que pese a estos grandes errores de producción y humanos, más el momento incómodo que vivió el partner de Adele al ser interrumpido cuando quiso agradecer por uno de los premio que les otorgaron y el abucheo del público por ello, las presentaciones de Beyoncé, Katy Perry y el tributo a Prince por Bruno Mars, fueron momentos memorables de la premiación. Adele

adele2017