Vale más actuar exponiéndose a arrepentirse de ello, que arrepentirse de no haber hecho nada (Giovanni Boccaccio)