Vale más actuar exponiéndose a arrepentirse de ello, que arrepentirse de no haber hecho nada (Giovanni Boccaccio)

5 PUNTOS PARA QUE SALGAS DE TU ZONA DE CONFORT #LIFESTYLE

by

 

5 PUNTOS PARA QUE SALGAS DE TU ZONA DE CONFORT

 

La zona de confort no es un lugar, sino que es un conjunto de sitios, situaciones y costumbres que conocemos y en las que nos sentimos a gusto, no necesariamente porque las hayamos elegido, sino porque ya sabemos cómo actuar con respecto a ellas.

Para salir de tu zona de confort, para encontrarte con un mundo nuevo, disfrutar de nuevas experiencias y conocer personas nuevas; estos puntos serán importantes.

 

  1. No te resistas al cambio.

Nadie puede hacer nada bien si no está motivado. Mientras solo veas lo cómodo que estás, y no tengas en claro cuáles serían los beneficios de atreverte a ir más lejos, no conseguirás alejarte de tu zona de comodidad.

 

Piensa en aquellos proyectos que te motivan: ¿qué aventura te gustaría emprender? Realiza una lista de los sueños: viajar por el mundo, estudiar algo nuevo, hacer una obra de arte… ¿Qué es lo que siempre has querido?

 

  1. Hoy es el momento.

Esperar el “momento perfecto” para hacer algo nuevo es una consecuencia de un miedo muy profundo: el miedo al fracaso.

Todos tenemos miedo de intentar emprender nuestros sueños porque no queremos enfrentarnos a que no salgan bien

 

  1. No pongas condiciones

Decir: “comenzaré cuando…” es una manera de auto-engañarnos para aplazar lo que sabemos que tenemos que hacer.

 

  1. Tu sueño es para tí

“No es para mí” es otra de las grandes excusas de la mente para ocultar un miedo. En este caso, es un miedo relacionado al ego, y tiene que ver con descubrir que realmente no éramos capaces de lograrlo. Si esta excusa te impide alcanzar un sueño, tienes que trabajar en levantar tu autoestima.

Si te abres a probar cosas nuevas, cada vez te animarás a hacerlo con algo más desafiante.

 

  1. “No sé cómo hacerlo” no es una excusa

Si tu obstáculo es que crees que no sabes lo que tienes que hacer para llevar adelante tu sueño, también te estás engañando.

 

 

Plantéate tu sueño como un aprendizaje: si dices, por ejemplo: “mi sueño es plantar la huerta más grande del mundo”, y te quedas en que no sabes cómo comenzar un cultivo, posiblemente nunca harás nada.

 

 

 

Comments are closed.